Blog para jóvenes cristianos

Archive for the ‘Liberación’ Category

 

Hoy comparto sobre este tema pues creo que es muy necesario conocer qué hace, qué dice y qué deja el mal espíritu. De esa forma podremos tener más elementos para disernir si cierta situación o persona está influenciada por el mal espíritu, y de esa forma alejarnos por nuestro bien.

 

 

QUE HACE: táctica

-Obra a seis niveles: tentación, opresión, vejación, obsesión, posesión, infestación. (Aquí sólo nos ocuparemos de los dos primeros). Se porta como león rugiente, perro atado, mujer discutidora, mago, Don Juan, estratega. Pretende sojuzgar nuestra personalidad.

-A los fervorosos intenta acobardarlos o envanecerlos.

-A los tibios: apegos o tentaciones por sorpresa en puntos débiles.

-A los malos los deja satisfechos en sus pecados.

-A veces, ” se disfraza de ángel de luz”: propone un buen comienzo para llevar a mal fin.

 

 

QUE DICE: inspiraciones

-Inspira ideas falsas o frívolas (huecas), mundanas.

-Incredulidad, tentaciones contra la fe, supersticiones, rebeldía.

-Vanidad, obstinación, , intenciones torcidas.

-Celo amargo y farisaico.

– Impureza, aversión a la Cruz de Cristo, inconstancia.

-Sobre una inspiración divina, el diablo puede añadir algún elemento malo. vanidad, exceso, inoportunidad.

 

 

QUE DEJA: frutos

-Intolerancia, rencor.

-Excesos, queja, desaliento, turbación.

-Amargura, desesperación, confianza en sí mismo o en ayudas terrenales.

-Cerrazón, egocentrismo.

-Tinieblas o falsa luz, opresión, fanatismo, obstinación.

-Declinación espiritual. Lo bueno puede venir del deminio cuando quita alguna cosa mejor, induce a hacerla mal o estorba el fruto anterior.

-Destrucción del Cuerpo de Cristo; éxitos aparentes.

-Rechazo del mensaje divino que llega a la comunidad.

-Remordimiento que no se refiere tanto a la culpa contra Dios cuanto al sonrojo de verte con ella; trae inquietud o desaliento.

-En el momento de la ilusión suele haber inquietud, pero luego la obstinación añade seguridad.

-Cuando descubras una serie de pensamientos engañosos, repiensa el proceso para descubrir las tácticas del diablo. Pero no andes revolviendo las tentaciones impuras o otras más pegajosas.

 

Fuente: Parte del texto de una hoja sobre el mal espíritu y el buen espíritu la cuel es un elemento de la Convivencia con Cristo (es un retiro espiritual católico de 6 días organizado por la Comunidad de Convivencias con Dios, para más información los invito a visitar la sección del blog llamada “Convivencias con Dios”). Base bíblica: Rom 7, 15-25; 8, 1-28; 1Cor 2, 10-16; 12, 1-31; 14, 26-33; 2 Cor 6, 1-10; 11, 14; 12, 12; Gal 5, 16-25; Ef 5, 1-20; 1 Tes 5, 12-24; 2 Tim 1, 7; 3, 1-9; Hebr 2, 1-4; Sgo 3, 13-18; 1 Jn (toda)

 

 

Señor, te pedimos todos juntos que nos liberes de todo espíritu maligno de nuestro alrededor y de nuestro ser. Purifícanos Señor con tu Espíritu Santo, arrasa con todo lo que no es tuyo de nosotros, de nuestros seres queridos y de los lugares donde vamos. Tenemos fe y confiamos en Ti. Purifícanos!!! Límpianos Señor!! Y líbranos de lo que impida el fluir de Tu Amor!!! Te entregamos todo lo que no proviene de Ti, renunciamos a todo lo que no es tuyo, y elegimos alejarnos de todo lo malo!!! llévatelo y protéjenos porfavor. Junto a Ti no hay nada que temer, pues nada ni nadie tiene más poder que Ti. Eres Poderoso Señor! Arrasas con todo lo malo como un río de agua viva!!! Amen!!!! Autora: Marilyn

 

Hola queridos lectores,

Hoy me gustaría recordar la importancia de la medicina en nuestra sanación, tanto física como emocional.

La importancia de la medicina

A veces pensamos que solamente la oración nos sanará esa enfermedad o dolor, esa angustia que sentimos,  depresión,  tristeza, o alguna dificultad. Es cierto que puede pasar eso, que Dios nos manifieste Su gran poder sanador y quedemos sanos al instante durante una oración (y hay muchos casos prueba de esto). Y es verdad que para Dios nada es imposible.

 

A lo que me refiero es que muchas veces seguimos con la misma dificultad, orando y orando y no vemos que la medicina también nos puede ayudar. No vemos que la medicina, los médicos y los especialistas en salud mental son instrumentos de Dios para nuestra sanación.

 

Recomiendo orar mucho antes de presentarte con un médico. Para que Dios nos ayude primero a encontrar al médico que nos ayudará a sanar. Y luego, orar antes de ir a su encuentro, para que Dios lo inspire para realizar el tratamiento adecuado de la mejor forma,  para que nos diga las palabras que necesitamos que oír y si fuera necesario, nos recete el medicamento que es el correcto para nuestra sanación.

 

Creo firmemente que la sanación proviene de dos fuentes: de Dios y de la medicina. Y creo que lo que une a esas dos fuentes es nuestra voluntad, porque por más que pidamos a Dios y vayamos al médico, tenemos que poner esfuerzo para sanar, corrijiendo e intentando lo que podamos hacer por poco que parezca (quizas empezar la modificación de algún hábito).

 

Te aseguro que Dios te va sanar, solo hay que tener paciencia, se hará en el tiempo de Dios. Hay sanaciones instantáneas por obra de la gracia de Dios, pero tambien hay procesos de sanación. Un proceso, es decir, un camino que hay que ir transitando. Ten fe, ten paciencia, se logrará.

 

Recuerda siempre que hoy en día la medicina está muy avanzada y para Dios nada es imposible, ninguna enfermedad fisica o mental es mas fuerte que el gran poder sanador y liberador de nuestro Señor.

 

Alabado seas Señor por ser nuestro Salvador!

Autora: Marilyn

 

No tengas miedo!!! Jesús está contigo!!

 

En un momento los discípulos estaban encerrados por miedo a los judíos, y en ese momento Jesús se puso en medio de ellos y les dijo no tengan miedo. Jesús los sanó del miedo.

El miedo nos encierra, nos detiene, nos paraliza, nos hace no enfrentar las situaciones que se nos presenta, nos hace sentir que somos débiles, que no podemos, que no lo vamos a lograr… que estamos desprotegidos. Ellos se sintieron de esa manera, pero Jesús que nunca abandona a sus hijos, se puso en medio de ellos para decirles no tengan miedo, el lugar que ocupaba el miedo ahora lo ocupo Yo . Y si Yo estoy, nada absolutamente nada debes temer, porque yo soy el Dios de la vida, del amor y del poder.

Quiero decirte que sea la situación que estés pasando, ella no es más poderosa que el Señor, que no estas solo/a, El está junto a ti en medio de esa situación, en medio de ese dolor, en medio de ese problema familiar, económico, anímico, que El está junto a tu vida. Y que te dice no temas!!! Yo estoy aquí.

Espíritu Santo graba en nuestro espíritu estas palabras de Jesús, pues sus palabras son Espíritu y vida.

Cuando estés pasando por alguna situación que en lo natural te provoque miedo, vendrá esa palabra de vida a tu corazón, siéntela, escúchala, y siémbrala, que te dirá: No tengas miedo, Yo estoy junto a ti.

Y verás como una fuerza sobrenatural entrará en tu corazón, que te hará salir de ese miedo y enfrentar esa situación con la convicción de fe que te da la presencia del Señor. Nada puede detener el poder de Dios.

Te bendigo. Y acordate, no tengas miedo, Jesús está en medio de tu vida.

Fuente: Rccestrellamañana

 

 

Los invito a no tener miedo, a nada, ni a los dolores ni a las enfermedades, a los posibles peligros, a lo desconocido, etc.

Pues Dios te cuida y te protege, quiere que seas feliz, libre y sano.

El Señor quiere liberarte de todas tus cadenas y solo te pide que confíes en El, que te entregues a El asi como estás, con miedos, débil, asustado y desanimado. No importa, solo entrégate al Señor para que El pueda empezar a obrar la sanación en tu vida. Nada es imposible para Dios.

Solo confía en El, reposa en sus brazos y descansa sabiendo que el Señor te está sanando, te está liberando, te está allanando el camino para que tengas una vida plena, feliz y libre de cadenas. Dios te ama, confía en El y serás sano. Alabado sea Dios que nos manifiesta su gran amor!!! Amen!

Autora: Marilyn

 

Perdonar sana de heridas emocionales y recuerdos dolorosos. Perdonar nos libera de rencor. Es cierto que no es fácil perdonar, pero con la ayuda de la gracia de Dios es posible. Orando y pidiendo a Dios que nos ayude a perdonar es un buen inicio. Pues El pondrá en tu corazón un sentimiento de amor porque Dios es amor, y entonces con Su ayuda podremos hacerlo.

 

PERDONAR

Podremos decir: “Te perdono, te libero, me libero”. Nos podremos imaginar a esas peronas y perdonarlas con ese pensamiento o el que te inspire el Señor. Y entonces nos sentiremos libres, livianos, sin cargas de rencor, odio o sentimientos de venganza. Iniciará nuestro proceso de sanación interior pues la falta de perdon aloja en nosotros esos sentimientos negativos que terminan enfermando nuestro cuerpo, nuestra alma y no deja que la gracia del Señor entre completamente en nosotros pues tenemos la barrera del rencor y el odio.

 

Te invito a pedir al Señor que derrame su gracia sobre ti y te ayude a perdonar como inicio de tu sanación interior y liberación.

 

Autora: Marilyn

 

Hay distintos TIPOS DE ORACION POR SANACION:

 

*Sanación espiritual: Un modelo de ese clamor sostenido pidiendo sanación espiritual, conversión, es el de Santa Mónica orando por San Agustín. El Sacramento de la Reconciliación (Confesión) produce sanación espiritual, por lo tanto también es conveniente pedir para que la persona necesitada de esta sanación llegue a recibirlo.

 

*Sanaciones físicas, Jesús sigue obrando hoy de la misma manera cuando oramos con fe viva. Esta oración no debe excluir jamás la consulta al médico, que es instrumento ordinario de Dios para ercuperar la salud. Incluso es muy bueno orar por él.

 

*Sanaciones interiores, como ser de traumas, miedos, heridas profundas, emocionales que el médico divino cura mediante la oración. Es importante destacar las ventajas de la oración cumunitaria para la mejoría psicológica de los enfermos.

 

*Liberación de malos espíritus, tiene también carácter sanador. De hecho existen enfermedades de variada índole que tienen su origen en la influencia demoníaca. Jesús sana liberando; así lo vemos en el Evangelio.

 

 

La importancia de la fe:

Por la fe tenemos este inestimable tesoro: la oración de sanación. Es asombroso el bien que podemos hacer orando al Señor que manifieste Su gloria dando la salud espiritual, psicológica o física. Como ya sabemos el presupuesto es la fe; para tener una fe que arranque milagros de las manos del Señor necesitamos ineludiblemente la efusión del Espíritu. Orar por sanidad es una expresión de mucho amor para nuestros hermanos.

 

Le pedimos a nuestra Madre Santísima que en este año de la fe nos ayude a ejercitarla carismáticamente en favor de aquellos que esperan sanación.

 

Fuente del texto: Revista Nacional de la Renovación Carismática Católica Argentina para toda la Iglesia.

 

Señor Jesús, creo que estás vivo y resucitado.

Creo que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar y en cada uno de los que en ti creemos.

 

Te alabo y te adoro. Te doy gracias, Señor, por venir hasta mí, como pan vivo bajado del cielo. Tú eres la plenitud de la vida. Tú eres la resurrección de la vida. Tú eres, Señor, la salud de los enfermos.

Hoy quiero presentarte todas mis enfermedades porque tú eres el mismo de ayer, hoy y siempre y tú mismo me alcanzas hasta donde estoy. Tú eres el eterno presente y tú me conoces…

Ahora, Señor, te pido que tengas compasión de mí. Visítame a través de tu Evangelio para que todos reconozcan que tú estás vivo en tu Iglesia hoy; y que se renueve  mi fe y mi confianza en ti. Te lo suplico, Jesús.

Ten compasión de mis sufrimientos físicos, de mis heridas emocionales y de cualquier enfermedad de mi alma. Ten compasión de mí, Señor.

 

Bendíceme y haz que vuelva a encontrar la salud.

 

Que mi fe crezca y me abra a las maravillas de tu amor, para que también sea testigo de tu poder y de tu compasión. Te lo pido, Jesús, por el poder de tus santas llagas, por tu santa cruz y tu preciosa sangre.

 

Sáname, Señor. Sana mi cuerpo, sana mi corazón, sana mi alma. Dame vida y vida en abundancia. Te lo pido por intercesión de María Santísima, tu madre, la Virgen de los Dolores, la que estaba presente, de pie, cerca de la cruz. La que fue la primera en contemplar tus santas llagas y que nos diste por madre. Tú nos has revelado que ya has tomado sobre ti, todas nuestras dolencias, y por tus santas llagas hemos sido curados.

 

Hoy, Señor, te presento en fe todas mis enfermedades y te pido que me sanes completamente. Te pido por la gloria del Padre del cielo, que también sanes a los enfermos de mi familia y a mis amigos. Haz que crezcan en la fe, en la esperanza, y que reciban la salud para gloria de Tu nombre.

Para que Tu Reino siga extendiéndose más y más en los corazones, a través de los signos y prodigios de tu amor.

Todo esto te lo pido, Jesús, porque Tu eres Jesús. Tú eres el Buen Pastor y todos somos ovejas de tu rebaño.

 

Estoy tan seguro de tu amor que aún antes de conocer el resultado de mi oración, en fe, te digo: Gracias Jesús, por lo que Tu vas a hacer en mí y en cada uno de ellos. Gracias por las enfermedades que Tu estás sanando ahora, gracias por los que tú estás visitando con tu misericordia.

Amén. (“que así sea”)

 

Autor de la oración: Padre Emiliano Tardif

 

¿QUÉ SANA?

Hola queridos lectores, hoy los invito a reflexionar sobre el poder sanador de Jesús. El sana, de verdad, sana físicamente también, de enfermedades, dolores, fiebres, cegueras, debilitamientos, etc. Ademas de sanar angustias, temores, decaimientos, soledades, etc. Ademas de sanar la mente, sana el cuerpo y el espíritu. Es el mejor remedio que existe! (y sin contraindicaciones).

 

 

¿JESÚS ESTÁ PRESENTE HOY EN DÍA?

Algunos piensan que Jesus existió hace mas de 2000 años y ahora no, que Jesus sanó en su momento y ahora no, que porque no lo vemos El no está. Pero esto no es así, Jesús está, existe, su presencia se siente si lo llamas y le pides sanación, El te escucha, te atiende, El nos ama tanto!.

(Recordemos que Jesús es Dios. El Hijo proviene del Padre, y actúa con su Esprítu Santo. Es Dios Trino. Un misterio divino en el cual creemos)

 

 

CONFIEMOS EN EL

Yo confío en El, confío en su gran poder sanador, y sé firmemente que El escucha el clamor de los buenos, de los que los sirven y lo aman, de los que no se averguenzan de seguirlo. El escucha y atiende sus súplicas.

 

 

TESTIMONIOS EN LA BIBLIA

Testimonios de sanaciones fisicas que hizo el Señor.

En Juan 9 se relata la sanación de un ciego de nacimiento, Jesús hizo barro con la tierra, se la puso en los ojos, y sanó, el ciego volvió a ver. Y esta persona luego de su sanacion dijo: “Es sabido que Dios no escucha a los pecadores, pero al que honra a Dios y cumple su voluntad. Dios los escucha. Jamás se ha oído decir que alguien haya abierto los ojos de un ciego de nacimiento. Si éste no viniera de Dios, no podría hacer nada” (Jn 9, 31-33)

 

En Juan 11 se relata la resurrección de Lázaro, Jesús obra otro importante milagro. Recordemos que el término resurrección quiere decir una “transformación de nuestra persona, y es ante todo espiritual, empieza desde el primer momento en que la fe nos hace salir de nuestra mezquina manera de vivir, para abrirnos a la vida de Dios” (explicación en la Biblia de Jn 11).

 

En Juan 4, 46-54 se relata la sanación del hijo de un funcionario. Jesús atiende la suplica de un padre preocupado por la enfermedad de su hijo, le dijo a Jesús: “Señor, ten la bondad de venir antes de que muera mi hijo. Jesús le contestó: Puedes volver, tu hijo está vivo ” (Jn 4, 49-50) Y cuando el padre preguntó a sus sirvientes cuando el hijo habia mejorado ellos le contestaron: “Ayer, a la una de la tarde se le quitó la fiebre. El padre comprobó que a esa misma hora Jesús le había dicho: Tu hijo está vivo. Y creyó él y toda su familia” (Jn 4, 52-54)

 

 

JESÚS MANIFIESTA SU PODER SANADOR

Cuántas veces le pedimos a Dios que sane físicamente, y Jesús manifiesta su poder sanador en ese mismo momento de la petición. Que grande es el poder del Señor! Te alabo Señor por esas sanaciones que obras, por esas veces que atiendes la suplicas de tus fieles. Eres tan bueno! Gracias! Y te pido que sigas obrando esas sanaciones que te pedimos. Te lo pedimos Señor, con un corazón confiado, con un corazón lleno de amor y de fidelidad a Ti. Nosotros, tus hijos, de todos los países, unidos como hermanos, te lo pedimos. Amen.

 

Autora: Marilyn.

 


Calendario

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Blogueros con el Papa

.

BLOG DESTACADO (por el Directorio de Blogs de Católicos)

.

.

free counters

.

Mapa Visitas hoy

religion y espiritualidad

Visitas totales

  • 1,199,145 hits

Únete a otros 200 seguidores