Blog para jóvenes cristianos

Háganse fuertes

Posted on: septiembre 6, 2011

“Fortalézcanse en el Señor con su energía y su fuerza.

Lleven con ustedes todas las armas de Dios para que puedan resistir las maniobras del diablo.

Pues no nos estamos enfrentando a fuerzas humanas, sino a poderes y autoridades que dirigen este mundo y sus fuerzas oscuras, los espíritus y fuerzas malas del mundo de arriba.

Por eso pónganse la armadura de Dios, para que en el día malo puedan resistir y mantenerse firmes valiéndose de todas sus armas.

Tomen la verdad como cinturón y

la justicia como coraza;

tengan buen calzado, estando listos para propagar el Evangelio de la paz.

Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, y así podrán atajar las flechas incendiarias del demonio.

Por último, usen el casco de la salvación y

la espada del Espíritu, o sea, la Palabra de Dios.

Vivan orando y suplicando. Oren en todo tiempo según les inspire el Espíritu. Velen en común y perseveren en sus oraciones sin desanimarse nunca…

Que la gracia esté con todos aquellos que aman a Cristo Jesús, nuestro Señor, con amor auténtico.”

(Ef 6, 10-23)

Vistamos la armadura del Señor:

  • Cinturón: la verdad
  • Coraza: la justicia
  • Calzado: para propagar el Evangelio
  • Escudo: la fe
  • Casco: la salvación
  • Espada: la Palabra de Dios

Pablo nos dice que oremos con perseverancia en tiempos de angustia y opresión, pues el diablo aprovecha esta debilidad y se infiltra en nuestra vida y en nuestra mente.

Nos enseña que contra el mal sólo son eficaces las armas que nos dejó Cristo y las compara con una armadura. Entonces,  luchemos contra el demonio! No nos demos por rendidos! él no nos va a poder vencer! Porque Dios y Maria junto a un ejército de ángeles nos acompaña, y el Bien es mucho más poderoso que el Mal.

Nótese que la espada es la Palabra de Dios, porque en ella Dios nos habla y nos enseña, además nos enseña a combatir el mal, como en ésta cita.

El escudo es la fe, sin ella no estamos protegidos, la fe nos da sustento, nos da protección, no dudemos jamás de lo que se nos ha sido enseñado, de lo que creemos, de lo que sabemos por experiencia del Amor de Dios. El diablo querrá confundirnos, meter en nuestras mentes pensamientos oscuros, nublar nuestra fe, cegarnos al amor de Dios. No lo hagamos, permanezcamos firmes y arraigados en la fe.

Pero sobre todo, pidamos con insistencia que Dios nos dé discernimiento, para saber si nos estamos enfrentándo con fuerzas malignas. Y si ese es el caso, pidamos con mucha fe y perseverancia, sin desanimarnos jamás, que Dios nos haga pasar por la lucha a modo de fortalecernos, así como el oro pasa por el fuego para ser probados. Así como el herrero sabe cuándo el oro ya no resiste más el fuego y lo saca inmediatamente de las llamas, así también Dios sabe hasta dónde soportamos y El nos acompaña y si nos deja por un tiempo enfrentarnos con el Mal, si es por Su Voluntad, es para salir fortalecidos y renovados, más fuertes y firmes en la fe.

Pidamos ante todo discernimiento de Dios. Que nos de entendimiento.

“No temas, pues, ya que yo estoy contigo” (Is 43, 5)

Autora: Marilyn

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¡BIENVENIDO A MI BLOG!

Calendario

septiembre 2011
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Blogueros con el Papa

.

BLOG DESTACADO (por el Directorio de Blogs de Católicos)

.

.

free counters

.

Mapa Visitas hoy

religion y espiritualidad

Visitas totales

  • 1,091,908 hits

Únete a otros 191 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: