Blog para jóvenes cristianos

Moda

Posted on: agosto 10, 2011

Para que los jóvenes estemos cerca de Dios y seamos “espirituales” no hace falta hablar todo el tiempo de espiritualidad, y ser aburridos, serios, o muy diferentes al resto….

Pues bien, les cuento que me gusta la moda, y todo lo relacionado con lo fashion. Asique compartiré mis conocimientos para ayudarlos a verse bien y así sentirse mejor!

INVIERNO

Chicas…. look casual!

1) Botas altas o chatas

2) Sweter abrigado y lindo

3) Jeans, calzas, o pollera abrigada a la rodilla.

4) Remera mangas largas

5) Cartera grande si eres alta, chica si eres bajita.

6) Abrigo haciendo juego…

7) Accesorios: Gorro de lana, bufandas, anillos, pulseras,,,,

Colores: El top de este invierno es el color kamel,,, aunque a mi no me gusta mucho… después el clasico negro, gris, blanco y también violeta, azul petroleo, verde oscuro…

VERANO

Chicas…. Look casual!

1) Zapatillas coloridas: rosa violeta, sino gris, negras…

2) Sandalias romanas

2) Short de jean, o jeans largos.

3) Vestido floreado, o colores pasteles

4) Abrigo liviano, color crema

5) Accesorios: gafas, pulseras, anillos, apliques de flores. Cartera color pastel. O colores alegres como el azul, el fuscia, el violeta. Sino gris.

Mi primer aporte a un mundo fashion! jeje =D

A Dios no le importa cómo estamos vestidos, pero es bonito tener una linda apariencia, aunque suene superficial,,, uno se siente mejor si se arregla, si estás deprimido o triste, prueba arreglarte, combinar las prendas que tienes y verás que te sientes mejor! No es necesario tener mucho dinero, con lo que tienes lo pudes hacer….

Yo en un momento de mi vida cometí la equivocación de creer que para ser espiritual para estar con Dios, no tenía que importarme la vestimenta, y tenía que dejar de gustarme la moda, comencé a vestirme más sencilla, con ropa que no era linda para mi gusto,,, pero me sentí mal, porque no era yo. Y las personas me miraban diferente, y me decían porque había cambiado. Ya no me importaban las modas… Pero no era feliz,,, y Dios quiere mi felicidad. Entonces yo no voy a cambiar mis gustos, y mi interés por la moda. Aunque algunos me crtiquen y puedan llegar a decir que entonces no soy lo suficientemente “espiritual”.


Estoy intentando no escuchar ese tipo de criticas, porque ya me cansé de escuchar y escuchar a otras personas, lo que piensan de mí. Y nunca escucho mi interior, lo que yo quiero, lo que a mi me gusta. Asi que ahora lo voy a hacer. Siempre buscando la guía y la voluntad del Señor en mi vida. Pero no por eso alejarme totalmente de la realidad y vivir sólo en el mundo de la oración…. No digo que esté mal tampoco eso, si es que se tiene la vocación, pero yo no la tengo…

Además, si los jóvenes ven que otra jóven habla de Dios, y de espiritualidad. Pero también le gusta la moda y habla de cosas de la vida cotidiana, así como en mi Blog, quizás se acerquen más a la espiritualidad. Porque hoy en día, si a un jóven súper alejado de la religión le querés explicar un poco, no escucha porque no le interesa, menos si le habla una persona, seria, aburrida, y muy diferente a él…  Y menos si es un jóven o una joven que está interesada en moda y vestimenta, como casi todos….

Gracias por visitar mi Blog!

Aclaro: Respeto que las personas se vistan cómo desean, según sus gustos, su país,  su religión, sus creencias.

Saludos!

Marilyn

5 comentarios to "Moda"

Hola mi querida Marilyn.

Al igual que tú, el respeto ante todo. Pero este post me ha hecho meditar de manera especial. La moda está ahí para quien quiera seguirla y por supuesto, no hay que dejar la religiosidad ni la espiritualidad aparte. Sin embargo, ciertas modas, son INCOMPATIBLES con la “moda” que a Dios le gusta.

“Asimismo, que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad” (1ª Timoteo 2:9,10).

Podemos seguir la moda, claro que sí pero, en mi opinión, debe ser una moda que no atente contra los principios que Dios nos ha dado: modestia, pudor, discreción, sencillez… No creo que unos pantalones demasiados cortos, o una ropa demasiado ceñida al cuerpo, un excesivo maquillaje… Estén de acuerdo a la “moda” de Dios.

Muchas veces se dice ” si visto de una determinada manera yo no lo hago por provocar… Es la gente que me mira…” Pero, si somos religiosos , tenemos que saber que tenemos tratar de no incitar a los demás, eso también es parte de la responsabilidad del cristiano( en mi caso, responsabilidad como musulmana).

Y por último, a modo de curiosidad. Al menos aquí en España, hasta hace unos 30 años, las mujeres tenían que cubrir su cabeza con un pañuelo para ir a misa y además no se podía entrar a la Iglesia sin manga larga que cubriera los brazos… Pero hoy en día, no es así e incluso es normal ver a la las novias, en el día de la boda, con unos escotes que de verdad, en mi humilde opinión, dejan ver demasiado…

Yo no estoy en contra de vestir bien y con gusto pero, como personas religiosas, hay tendencias y modas que son incompatibles con la religión y la espiritualidad.

Y recordemos que: la moda es pasajera, la palabra de Dios inquebrantable y peremne. Hay cosas que no pueden cambiarse…

Un saludo,

Fátima.

…Y se me olvidaba, jejeje.

Quien quiera seguir la religión, la seguirá, le hables de lo que le hables. Yo creo que ese ha sido el “error” en el que ha caído la Iglesia Católica, al menos aquí en España que es lo que yo conozco. Por no perder seguidores, ha ido cambiando cosas que no tenían que haber cambiado. Yo cito la Biblia:

No sólo en los primeros siglos, sino a través de la historia muchas iglesias han enseñado y practicado que la mujer debe cubrirse. Pero en estos tiempos modernos casi todas las iglesias han desechado este mandamiento junto con muchas otras enseñanzas bíblicas.

¿Ha cambiado Dios su palabra? ¿Acaso tienen razón los que no practican este mandamiento bíblico en sus congregaciones?

Consideremos lo que dice la Biblia, citando de 1 Corintios 11.2–16:

“(2) Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué. (3) Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo. (4) Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta su cabeza. (5) Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado. (6) Porque si la mujer no se cubre, que se corte también el cabello; y si le es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o raparse, que se cubra. (7) Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, pues él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. (8) Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, (9) y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón. (10) Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles. (11) Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón; (12) porque así como la mujer procede del varón, también el varón nace de la mujer; pero todo procede de Dios. (13) Juzgad vosotros mismos: ¿Es propio que la mujer ore a Dios sin cubrirse la cabeza? (14) La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello? (15) Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo le es dado el cabello. (16) Con todo eso, si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios.”

La vida religiosa es lo que tiene, que a veces, hay que hacer sacrificios, establecer prioridades… Pero si tenemos confianza en Dios y hacemos todo lo mejor posible (dentro siempre de nuestras posibilidades como seres humanos)sabemos que habrá merecido la pena porque la recompensa de Dios será mucho mejor que todo lo que dejemos en esta vida.

QUE DIOS LOS BENDIGA A TODOS.

Hola!

Muchisimas gracias por compartir tu reflexión! Para mi es fuente de alegría. Poder pensar juntas sobre un tema, y con diferentes puntos de vista enriquecernos. Es muy interesante. Gracias.

Pienso al igual que tú, que Dios nos pide sencillez y humildad, y eso se ve reflejado en el vestuario que usamos.

También estoy de acuerdo en cuidar lo que uno usa como vestuario al ir a la Iglesia. Aunque aquí, en Argentina, no hay regla al respecto, en esos ámbitos de oración habría que se más cuidadoso, para que el único centro de atención se Dios.
En cuanto a los vestidos de novia, estoy de acuerdo también, aquí, a veces, usan vestidos que son muy llamativos, para casarse por Iglesia, no me parece adecuado.

Si, es cierto, que la Iglesia ha cambiado mucho para no perder fieles. En éste punto yo estoy de acuerdo que la Iglesia se flexibilice un poco en algunas cuestiones para los jóvenes, como en éste tema, en el vestuario. Aqui, en mi país, me gustaría que no sea un extremo, ni demasiado cubiertas y sencillas, ni demasiado desucbiertas y provocativas. Insisto, con muchísmimo respeto de mi parte. Depende de las creencias, de la religión, hasta de nuestro país y de nuestras costumbres.
Pero yo pienso que con los jóvenes no hay que ser tan estrictos en éste sentido, a mi me gustaría más que muchos jóvenes se acerquen a la espiritualidad vestidos como suelen vestirse, a que sólo un par de jóvenes estén en actividades de la parroquia o con temas de espiritualidad, vestidos sencillos y con humildad.

A mi me pasó, luego de un retiro espiritual muy intenso de oración, sentí tanto la presencia de Dios, su Amor, su compañía, que sentí que no necesesitaba nada más. Y entonces dejé por completo mi interés por la moda. Me empecé a vestir con ropa muy sencilla, nada llamativa, muy diferente a lo que yo era. Salir a caminar, y que todas las personas me miren mal, y critiquen. Hasta mis seres queridos, me decian, ¡pero vos no sos así! ¡volvé a ser cómo eras!,,, sentí que no estaba en el “mundo real”, me había quedado en el “mundo espiritual”. Además no era feliz así, aunque sentía que estaba más cerca de la espiritualidad. Entonces ese hecho me hizo reflexionar. Y sentí que Dios no me pide que cambie mi forma de ser, mi forma de vestir, mis gustos e intereses por la moda para poder acercarme a El.
Igualmente, estoy de acuerdo, en que hay que ser prudentes y no ser demasiado provocativas. Creo que hay que buscar un punto medio.

Es mi deseo, que muchos jóvenes se acerquen a Dios… y si para eso hay que modificar algunas cositas como no ser tan estrictos en su vestuario, yo estaría de acuerdo…

Te cuento que en mi país, hay lo que se llaman “tribus urbanas” de jóvenes, según su forma de vestir llaman al grupo al que pretenecen con diferentes nombres. Hay “floggers”, que se visten de ropa fluorescente, zapatillas de colores, pantalones chupines, y un determinado corte de pelo con flequillo al costado, hay “cumbieros”, que se visten con ropa deportiva holgada, con gorras, hay “emos” que se visten todo de negro, hay “rollingas”, que se visten con jeans, remeras de rock, mochilas negras. Hay mucha variedad.

En el contexto en el que estoy, yo prefiero que todos ellos se reúnan en torno a la espiritualidad, asi como están, y no, por querer cambiarlos se alejen y nunca conozcan a Dios…

Muchisimas gracias por dejar tu comentario, por seguir reflexionando juntas. Para mi es una alegría, sabes que tienes mi absoluto respeto. Espero no ofenderte nunca, y que no nos molestemos con nuestras opiniones.

Sino que sea fuente de alegría, amistad y unión. Espero que sigamos intercambiando opiniones, estoy feliz por ello. Gracias!

Que Dios nos siga bendiciendo! Saludo afectuoso

Marilyn

Jejejeje, qué bien poder esribir con libertad sin miedo a expresar nuestras opiniones por miedo a ofender o a que nos critiquen de mala manera. Como muy bien dices, de esta manera podemos aprender y enriquecernos mutuamente. ¡¡Ya ves que me has enseñado hasta de tribus urbanas argentinas!! jajaja.

Pues me ha gustado mucho tu reflexión, de verdad, no tengo nada que objetar. No todo el mundo se acerca a Dios de la misma manera, cada uno necesita su tiempo y tiene su forma de hacerlo. Además, Dios nos llama a cada uno de una manera, nos encuentra en diferentes lugares y al final, cada uno responde también de manera diferente y personal. Nadie es perfecto, solo Él; tal vez haya alguien que no vista del todo bien, o que sus modales no sean todo lo bueno que se espera pero, por otro lado puede que tenga otras cualidades que Dios valora mucho… Así que, que sea Dios quien nos juzgue a cada uno. Él es el único que puede hacerlo.

Me encanta leerte, de verdad.

¡A seguir bien!

Hola.

Muchas gracias por visitar mi Blog, me alegra.
Y gracias por reflexionar juntas, es enriquecedor para mi.
Que Dios te siga bendiciendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¡BIENVENIDO A MI BLOG!

Calendario

agosto 2011
L M X J V S D
« Jul   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Blogueros con el Papa

.

BLOG DESTACADO (por el Directorio de Blogs de Católicos)

.

.

free counters

.

Mapa Visitas hoy

religion y espiritualidad

Visitas totales

  • 1,091,908 hits

Únete a otros 191 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: